Garcita's Blog











El SIDA, como ocurre con infinidad de enfermedades, tiene una repercusión diferente en cada continente e, incluso en cada país. Por ejemplo, es muy distinto hablar del contagio del SIDA en América del Norte (que es como Europa central y occidental) y América del Sur (que es, prácticamente, como Asia y África). Se estima que, de los 2,0 millones de personas que vivían con VIH en América del Norte y en Europa occidental y central, en 2007, alrededor de 1,2 millones viven en los Estados Unidos. En estas zonas, 81 000 personas se infectaron con el VIH en 2007. Algo importante que se debe saber es que, en los últimos años, el número de personas con SIDA ha dismuido, en cambio, el número de personas portadoras del virus VIH se ha incrementado. Las relaciones sexuales sin protección entre hombres continúa siendo la vía principal de transmisión del virus en los países más desarrollados. De hecho, el número de nuevos diagnósticos de VIH atribuidos a las relaciones homosexuales sin protección ha ascendido de forma drástica en los últimos años. En Alemania, se incrementó en un 96%  entre 2002 y 2006.

En América del Sur, se calcula que hay 1,6 millones de personas viviendo con VIH – más que en Estados Unidos, Canadá, Japón y Reino Unido juntos. Aunque la prevalencia de VIH en los países latinoamericanos (que comentábamos que era parecida a la de África y Asia) es relativamente baja comparada con los índices que encontramos en el Sahara, que como voy a explicar en el post número 13, es la zona del planeta más afectada por el VIH.

En Asia, Pacífico y Europa Oriental hay aproximadamente 8.4 millones de personas portadoras del virus. El 2002 fue un año catastrófico, ya que alrededor de 1,230,000 personas se infectaron de VIH en estas zonas, debido al aumento de la prostitución y el consumo de drogas intravenosas.

 A continuación, incluyo unas gráficas y un vídeo que ilustran el aumento de los casos de infectados por VIH a lo largo de varios años

Año 2000:

Año 2007:

Año 2009:

Vídeo de la historia del SIDA:

Anuncios


El cambio más importante en el comportamiento frente a problema del SIDA, y que ha desempañado un papel decisivo en la prevención de su infección, ha sido el crecimiento de la cantidad de población convencida de la obligación del uso del preservativo si se quiere evitar el contagio del virus de VIH, ya que las relaciones sexuales son la causa principal de transmisión del SIDA en todo el mundo, incluida España. Tras muchas campañas emprendidas por los gobiernos de distintos países, y cada uno de sus ministerios de sanidad, para la concienciación colectiva de que el condón es la única manera de protegerse contra el SIDA, parece que las gente, por fin, tiene consciencia. Adjunto un vídeo sobre una de las polémicas campañas que abogaba por la protección SIEMPRE.




{diciembre 17, 2009}   10-Principales grupos de riesgo

Existen ciertos grupos de riesgo que tienen más probabilidades de contraer la enfermedad, pero, en realidad, todos podemos contagiarnos. Lo importante es evitar una serie de comportamientos de riesgo, como tener sexo sin protección. Pero sin duda, un hijo nacido de una madre infectada tiene más riesgo de contraer el sida, sobre todo durante el parto.  Concretando estas conductas de riesgo podemos concluir cuáles son los grupos de riesgo:

  • Drogadictos que comparten agujas para inyectarse drogas por vía intravenosa.
  • Bebés nacidos de madres con VIH que no recibieron la terapia específica del VIH durante el embarazo.
  • Personas que mantienen relaciones sexuales sin precauciones.
  • Personas que recibieron transfusiones entre 1977 y 1985 (antes de que los exámenes de los donantes de sangre se volvieran una práctica obligatoria).
  • Los compañeros sexuales de personas que participan en actividades de alto riesgo (como el uso de drogas inyectadas o el sexo anal)



{diciembre 16, 2009}   9-¿Puede curarse?

Si por curar entendemos: acabar con la enfermedad y no tener que volvernos a preocupar por ella, el sida no se cura. Una vez infectados, no existe tratamiento que consiga eliminarla de nuestro cuerpo por completo. Por tanto, los pacientes deberán estar sometidos a una serie de controles o tratamientos. Por decirlo de alguna manera, el SIDA es como una enfermedad crónica. La increíble inversión en investigación llevada a cabo en los últimos tiempos, ha conseguido el desarrollo de diversos fármacos (como por ejemplo, las medicaciones antiretrovirales conocidas como “cócteles” que deterioran los linfocitos infectados por el VIH hasta llevarlos a la muerte celular) Aunque ninguno de ellos, por sí solo o combinado, puede aniquilar el virus. De todas maneras, consiguen frenar considerablemente su multiplicación y, por tanto, su capacidad de dañarlos. De esta forma, el paciente infectado no desarrolla todos los problemas de infecciones que antes conducían a su muerte.



La diferencia entre seropositivo y enfermo de SIDA es que, como ya he indicado, el SIDA es una enfermedad infecciosa producida cuando el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) penetra en el interior del organismo humano y nuestro sistema de defensas produce anticuerpos que atacan al virus, aunque sin éxito. Los actuales métodos de laboratorio son capaces de medir la existencia de estos anticuerpos específicos en la sangre de un paciente. Cuando el análisis muestra su existencia se dice que esa persona es seropositiva. La diferencia, por tanto, es que los enfermos de SIDA ya han desarrollado el virus, a diferencia, de los seropositivos, que sólo lo portan.

Vídeo sobre la discriminación a seropositivos:



{diciembre 16, 2009}   7-Daños que produce

El virus VIH ataca a los globulos blancos de la sangre (linfocitos), esenciales en nuestro sistema inmune, y acaba por destruirlos. Y el organismo infectado queda sin defensas naturales ante otras posibles infecciones, que en condiciones normales no representarían ningún peligro. A estas enfermedades se les llama “oportunistas”, porque se aprovechan de que las defensas de la persona están bajas para entrar y producirle infecciones. Cuando empiezan los síntomas de la enfermedad, la persona puede tener diferentes infecciones como : gripe, cáncer de piel, etc. La persona recibe tratamiento y se cura de la infección. Pero, los microbios del SIDA siguen en su organismo. El virus del SIDA también causa lesiones cerebrales e, incluso, impide su reparación.



Sin duda, debe realizarse la prueba que confirmará o descartará la infección. El análisis empleado es el ‘screening’ (detección sistemática) del SIDA y está a nuestro alcance a través del médico de cabecera. Actualmente, se lleva a cabo con una muestra de sangre y los resultados no tardan en llegar. El análisis busca la presencia de anticuerpos propios contra el VIH en la sangre. Cuando el resultado es positivo, se realiza a un segundo análisis para confirmar el resultado. La segunda prueba es más sensible y su diagnóstico es definitivo. Si es positivo, se debe acudir a un especialista médico en el tratamiento de pacientes infectados por el VIH. En muchos hospitales públicos existe una unidad de estas características y, además, nuestro sistema sanitario nos garantiza un manejo acorde con las evidencias científicas más avanzadas GRATUITAMENTE. El abandono, o la no iniciación del tratamiento podría conllevar la muerte.



Las principales causas del contagio del VIH son las siguientes:

– Relaciones sexuales: Las relaciones sexuales, sean homosexuales o heterosexuales, con personas portadoras o enfermas de SIDA son causa de transmisión de la enfermedad. Si no se toman medidas, podemos contraer VIH practicando sexo vaginal, anal, u oral. El coito anal, por parte del receptor, es el que presenta más probabilidades de transmisión. No obstante, la principal causa de infección en los países en vías de desarrollo son relaciones heterosexuales, que representan más del 80 % de los casos. El uso del preservativo disminuye el riesgo de infección en más de un 80 %.

– Embarazo: Cuando la madre es portadora o enferma, les puede transmitir la enfermedad a sus descendientes. Esta probabilidad aumenta cuando la madre amamanta a sus hijos. En la actualidad, se puede reducir esta probabilidad mediante la cesárea, evitando la lactancia materna, etc.

 – Sangre contaminada: Hace algunos años, se produjeron infecciones por transfusiones realizadas con sangre contaminada. En la actualidad, se impide a los seropositivos que donen sangre y, por si hubiera algún error, se analizan todas las muestras de los donantes.

 – Drogadicción: El intercambio de jeringuillas  entre portadores o enfermos de SIDA y personas sanas, transmite la enfermedad el 90 % de las veces. Algunos países, para evitar esta posibilidad, suministran jeringuillas y sustituyen las drogas intravenosas por otro tipo de drogas: orales, por ejemplo.

– Accidentes o cortes con objetos infectados: Son ejemplos lo pinchazos con agujas infectadas, tatuajes, piercings, etc. Y también, compartir maquinillas de afeitar o cepillos de dientes.

– Sin causa justificada: En muy pocos casos.



El VIH es un tipo de virus cuyo fin es infectar las células del Sistema Inmunitario (linfocitos) Cuando el VIH se une a una de estas células (etapa 1 del ciclo replicativo) el virus ingresa su material genético (genoma) de tipo ARN, al citoplasma de la misma. Después, y a través de una enzima (transcriptasa reversa) se copia dicho material de su versión ARN en una versión ADN (forma en que está codificado el material genético en el ser humano- etapa 2). La versión ADN del VIH ingresa luego al núcleo de la célula invadida y se incorpora al ADN celular, desde donde va a comandar la replicación del virus (etapa 3). En la última etapa de este ciclo, el virus es “recortado” hasta su formato original por otra enzima (proteasa) (etapa 4). El nuevo virus generado en la célula se desplaza, entonces, hacia el exterior de la misma, y cuando entra en la circulación sanguínea, infecta a otras células rápidamente.

Versión resumida del proceso:

Versión extendida del proceso:



{diciembre 16, 2009}   3-¿Qué significan las siglas VIH?

El VIH, como ya he indicado en la post anterior, es la denominación del virus de inmunodeficiencia humana, que como también he apuntado, pertenece a la familia de los retrovirus, debido a que el material genético se copia de su versión ARN en una versión ADN, es decir, su genoma, que se encuentra en una cadena de ARN monocatenario, se copia a la cadena ADN para poder multiplicarse e integrarse en el de la célula que infecta. El VIH se descubrió y se consideró como el agente de la epidemia de SIDA en 1983, en Francia. El descubridor fue el equipo de Luc Montagnier.



et cetera